Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 3 de mayo de 2008

LECTURA Y COMPRENSIÓN: TRES MINUTOS DE TOMATES

Actividades sobre lecturas científicas para 1º-4º ESO
(teniendo en cuenta sus hábitos de lectura)

Rafael López-Gay

Busco libros asequibles (en su totalidad o fragmentos) para ser leídos y comentados con alumnos de la ESO (p.e.: 3º), siendo realistas sobre sus hábitos de lectura. Para que os hagáis una idea del nivel de algunos de ellos, aquí tenéis un cuento de una hoja que preparé para los de 2º ESO.

¡TRES MINUTOS DE TOMATES!

Como no hacía mucho viento, el mar estaba muy quieto. El sol empezaba a ponerse muy rojo, de ese color que adquiere al atardecer, antes de ocultarse y dejar paso a las estrellas.
Antes de que se hiciera de noche, el tío Manuel nos llevó a dar un paseo en su barca. Yo nunca voy porque me mareo aunque las olas sean muy pequeñas, pero esa tarde no se movía ni una hoja.
El tío Manuel no se alejó mucho del puerto: estuvo remando unos quince minutos. Cuando dejó de remar, se acercaban algunas gaviotas.
-¿Qué distancia nos hemos alejado?- preguntó mi prima Noemí
-¡Pues quince minutos!- contestó su hermano Nicolás.
Desde que le compraron el reloj en su cumpleaños, Nicolás siempre está midiendo el tiempo que pasa. Pero a Noemí no le gustó esa respuesta.
-He preguntado cuánta distancia hemos recorrido, no cuánto tiempo ha pasado.
La verdad es que llevaba toda la razón. Miré hacia el puerto, donde ya se habían encendido algunas luces. Calculé para mis adentros, y contesté:
-Yo creo que nos hemos alejado unos 600 metros.
-¿Tanto...?- Noemí miró al tío Manuel buscando una respuesta, pues de él se fiaba mucho.
El tío, después de echarnos una mirada sonriente a los tres, acabó diciendo:
-Nosotros medimos la distancia de otra forma... Nos hemos alejado poco, media milla aproximadamente. De todas formas, creo que es lo mismo que ha dicho Soledad, sólo que ella lo ha expresado en metros y nosotros en millas.
-Nicolás ha dicho que hemos tardado quince minutos -seguía diciendo el tío Manuel- pero también podía haber dicho un cuarto de hora.
Noemí se quedó pensando. ¡La distancia podía medirse en metros y en millas, pero no en minutos! Claro -seguía pensando- tampoco puedo ir a la tienda y pedir tres minutos de tomates, ni cinco metros de tomates, ni siquiera tres millas de tomates...

Contesta

1. ¿Cuántas personas van en la barca?
2. ¿Cuáles son los nombres de esas personas?
3. ¿Cuál de esas personas es la que cuenta la historia?
4. ¿Cuál es el color del Sol al mediodía?
5. ¿Cuál es el color del Sol al atardecer?
6. ¿Cómo se movía la barca del tío Manuel?

O con un motor O con velas O con remos

7. A Nicolás le compraron el reloj cuando cumplió once años. ¿En qué año nació?
8. El tío Manuel tiene veintiocho años más que Nicolás. ¿Cuál es la edad de Manuel?
9. Noemí tiene la tercera parte de la edad de Manuel ¿Qué edad tiene Noemí?
10. ¿Qué magnitud se mide en minutos?

O el peso O la distancia O el tiempo

11. ¿Qué otras unidades conoces para medir esa misma magnitud?
12. La distancia es una magnitud porque puede medirse. Señala las unidades pueden utilizarse para medir esa magnitud:

O meses O kilómetros O centímetros O kilogramos O millas

13. ¿Qué unidad debe utilizar Noemí cuando va a comprar tomates?
14. Une mediante flechas los de una columna con la de la otra

MAGNITUD
UNIDAD
Tiempo Kilogramo
Distancia Segundo

Peso

Metro

15. Las propiedades que no pueden medirse no son magnitudes. Señala, entre las siguientes propiedades de un niño, cuáles son magnitudes:

O El color del pelo O La edad
O El peso O El nerviosismo
O La simpatía O La estatura

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada