Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 31 de mayo de 2008

SEGUIR DE POBRES, IGNACIO ALDECOA

fuente: profes.net

Lecturas comentadas El "social-realismo" y su incidencia en la literatura juvenil actual
Autor: Ignacio Aldecoa
Obra: Seguir de pobres
Selección y comentarios:
Fernando Carratalá Teruel

Contexto

Con estos párrafos descriptivos se inicia el cuento "Seguir de pobres", en el que Aldecoa nos presenta la vida difícil y agotadora de cinco segadores que, no obstante, son solidarios los unos con los otros; y es que el compañerismo alivia y hasta puede volver entrañable el más duro de los trabajos.

Es la de Aldecoa una descripción metódica, bien ordenada, detallista. En el cartel que sirve de marco publicitario a las Cajas de Ahorro, y de cuantos elementos lo componen, se han seleccionado aquellas características que, con mayor expresividad, pueden traducir esa sensación de bienestar con la que rápidamente se identifica el afortunado agricultor a quien va destinado, y a la que son ajenas las cuadrillas de segadores que luchan contra el hambre. Después, la mirada de Aldecoa, como si del objetivo de una cámara fotográfica se tratara, va enfocando diferentes planos del paisaje, enmarcándolos sucesivamente en riguroso orden temporal y espacial (A+B+C+D...+N elementos) y animándolos con las evoluciones de diferentes especies animales. Y, en tremendo contraste, aparece ya esa cuadrilla de segadores, cinco hombres solos que, "como una tormenta de melancolía" -en acertadísima imagen tan patética como poética- atraviesan las ciudades en busca de campos que segar para malvivir.

Texto de Ignacio Aldecoa

Las ciudades de provincias se llenan en la primavera de carteles. Carteles en los que un segador sonriente, fuerte, bien nutrido, abraza un haz de espigas solares; a su vera, un niño de amuñecada cara nos mira con ojos serenos; a sus pies, una hucha de barro recibe por la recta abertura del ahorro -boca sin dientes, como de vieja, como de batracio- una espuerta de monedas doradas. Son los anuncios de las Cajas de Ahorro. Son anuncios para los labradores que tienen parejas de bueyes, vacas, maquinaria agrícola y un hijo estudiando en la Universidad o en el Seminario. Estos carteles tan alegres, tan de primavera, tan de felicidad conquistada, nada dicen a las cuadrillas de segadores que, como una tormenta de melancolía, cruzan las ciudades buscando el pan del trabajo por los caminos del país.

A principios de mayo el grillo sierra en lo verde el tallo de las mañanas; la lombriz enloquece buscando sus penúltimos agujeros de las noches; la cigüeña pasea los mediodías por las orillas fangosas del río haciendo melindres como una señorita. En los chopos altos se enredan vellones de nubes, y en el chaparral del monte bajo el agua estancada se encoge miedosa cuando las urracas van a beberla. La vida vuelve.

La cuadrilla de la siega pasa las puertas a hora temprana, anda por la carretera de los grandes camiones y los automóviles de lujo en fila, en silencio, en oración -terrible oración-, de esperanza. Al llegar al puente del río la abandonan por el camino de los pueblos del campo lontano. Se agrupan. Alguien canta. Alguien pasa la bota al compañero. Alguien reniega de una alpargata o de cualquier cosa pequeña e importante.

En la cuadrilla van hombres solos. Cinco hombres solos. Dos del noroeste, donde un celemín de trigo es un tesoro. Otros dos de la parte húmeda de las Castillas. El quinto, de donde los hombres se muerden los dedos, lloran y es inútil.


Ignacio Aldecoa, "Seguir de pobres", Cuentos. Madrid, Editorial Cátedra. Colección Letras Hispánicas, núm. 62.

Apoyo léxico

Celemín. Medida de capacidad en Castilla, que equivale a 5.625 mililitros.
El quinto, de donde los hombres se muerden los dedos, lloran y es inútil. Aldecoa se refiere a la cárcel, de donde "El Quinto" acababa de salir. <"El quinto, sin pueblo, del estaribel de Murcia por algo de cuando la guerra">.

Propuesta de actividades

1. Actividad de expresión escrita. A imitación del texto de Ignacio Aldecoa, describir un cartel publicitario y justificar quienes pudieran ser sus posibles destinatarios.

2. Actividad de expresión escrita. Recurriendo a comparaciones y a la adjetivación que se estime más conveniente, efectuar un retrato en el que se precisen los rasgos físicos y de naturaleza espiritual que mejor pudieran definir la personalidad de los segadores que protagonizan el relato de Aldecoa, una vez leído dicho relato en su totalidad.

3. Actividad de expresión oral. La vida difícil de los segadores los hace solidarios: "Cinco hombres solos. Cinco que forman un puño de trabajo". Y su trabajo humilde y duro, lo asumen con orgullo. Entablar un coloquio que sirva para reflexionar sobre la situación de injusticia laboral que aún padecen bastantes trabajadores -sobre todo inmigrantes-, abocados a "seguir de pobres".

Referencias bibliográficas

Ignacio Aldecoa: Cuentos completos, I y II. Madrid, Alianza, 1973.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada